(Source: boyhavens, via franciscolachowskis)



Ooc



(Source: occasionallymanipulate, via al-runcorn)



In Through the Out Door — Zack 

its-rabastan-universe:

 

Rabastan se perdió entre las llamas provocadas por el fuego de la chimenea. Parecía buscar respuestas ahí ahora que su botella se había terminado. Seguía pensando que no era más que la segunda opción de Narcissa, pero no estaba muy seguro de querer preguntárselo de frente. Zack no añadió nada, y él tampoco. Prefería que sus pensamientos quedaran en él, ya no quería seguir externando sus inseguridades, este no era el Rab que debía mostrarse ante los demás. Molestó a su amigo con lo de Amelia porque ya iba siendo hora que soltará la verdad. Observó la expresión de su amigo y sí que se rió de él.—Ay, por favor. ¿A quién le mientes? ¿Te juntas con Gryffindors, patinas con ellos y vas al campo de quidditch? Wow, sí, suena a que lo haces con todo mundo—musitó levantando una ceja, aunque no le gustó que ya no tuviese alcohol en sus manos.—¿Vas a soltar la sopa o tendré que ir a preguntarle a Amelia yo mismo?—preguntó sin rodeos y lo miró, esperando a que hablara. 

Miró a su amigo con desconfianza, ¿cómo demonios sabía todo eso? Bueno, lo del baile lo aceptaba, había sido un evento escolar, pero ¿lo del lago y el Quidditch? Zack ignoró su mirada y volvió la vista a la chimenea. La única persona que podría haberle dicho  todo eso además de él era… Amelia, le escuchó pronunciar. Se volvió para enfrentarlo. -No es lo que parece,- el Sly se levantó del sofá y se acercó al fuego, sacando la varita de su atuendo golpeó suavemente la punta contra la piedra de la chimenea. Un compartimiento secreto se abrió y de ahí Parkinson sacó otra botella de whiskey y dos vasos, uno de los cuales le lanzó a su amigo para que lo atrapara. -No es tan fácil, Rabastan,- trató de explicar con cierto aire irritado. -El ataque del estúpido perro complicó todo.-  Virtió el dorado líquido sobre su vaso antes de pasar la botella, negando ligeramente. -No paraba de hablar sobre cómo la había salvado, se lo dijo a todo el mundo,- insistió con ademanes exagerados al otro Slytherin. -Si ahora comienzo a salir con ella, todos creerán que me estoy aprovechando de lo que pasó.- Zachary se llevó el vaso a la boca para beber rápidamente hasta el fondo, porque en verdad quien creía que se estaría aprovechando de Amelia  era en primer lugar él mismo. -Además, sólo está deslumbrada porque cree que soy un héroe,- finalizó obligándose a entornar los ojos.



Entrada del Gran Comedor… 

regulusregblack:

 

Descansaba sobre una de las paredes del Gran Comedor, mientras fumaba un cigarrillo. De repente, escuchó un golpe que le sacó de sus pensamientos, eran Amelia y Zack. Soltó una risa irónica al observar la escena, y cuando el muchacho pasó por su lado, le extendió un cigarrillo. —Creo que lo necesitarás.

image

Se disponía a alejarse de ahí lo más rápido posible cuando el chico le llamó la atencion. Sin pensarlo y casi por instinto, o impuslo, le arrebató el cigarrillo que le tendía, llevando la mano desesperadamente por su varita para encenderlo. Ni siquiera le importó que se tratara del hermano menor de Sirius, se quedó ahí en lo que lo prendía, llevándose el cigarro con desesperación entre los labios para darle una calada como si la vida le fuese en ello.

image




Albert Runcorn tiene herpes desde el tercer año.
— Anónimo.

Albert Runcorn tiene herpes desde el tercer año.

— Anónimo.




No me importa si no los shippean, yo amo Rabomeda ahora y siempre.
— Anónimo.

No me importa si no los shippean, yo amo Rabomeda ahora y siempre.

— Anónimo.

(Source: thegoldenyears-confessions, via its-rabastan-universe)



ismeda-black:

Read More

Read More



ooc

Read More



In Through the Out Door — Zack 

its-rabastan-universe:

 

Se mantuvo quieto, y lo segundo que dijo su amigo casi le arrancó una sonrisa del rostro.—Qué idiota eres—soltó, negando con la cabeza, pero hasta evitó sonreír. Darse un espacio decía Zack, pero Rabastan sentía que eso lo llevaban haciendo el último mes, aunque no conscientemente. De nuevo, no sabía qué demonios quería.—Puede ser—aceptó luego de un rato. Puede que su amigo tuviese razón, además, sabía que Zack se estaba esforzando en darle ese tipo de consejos.—Aún así, no suena seguro….—admitió estupidamente—Fui su segundo opción, ¿no?—cuando Narcissa dejó de lado a Malfoy se había quedado con Rabastan, pero de no haber pasado lo de aquel baile probablemente Black seguiría con el rubio, entonces… Sí, todas sus inseguridades salían a flote.—Pues sí. no sé por qué estoy aceptando consejos de alguien que no se ha atrevido a besar a la chica que le gusta desde hace semanas…—soltó, ya sin importarle guardarlo. Como si él no se hubiese dado cuenta ya cómo se miraban sus dos amigos.

-Es lo que dicen,- replicó alzando un ceja y meneando la cabeza como si estuviese orgulloso de ello. Al escuchar aquel comentario de Rabastan, Zachary no pudo evitar voltear a mirarlo, frunciendo el ceño, jamás lo había escuchado decir eso, ni jamás pensó que algún día lo haría. No dijo nada y volvió la vista al frente con cautela. Él no había estado en el castillo la fiesta de Halloween, simplemente, cuando volvió de casa tras tantos problemas con su padre, se había enterado que Narcissa ya no estaba con Lucius, sino con Rabastan. Zack admitió para sí mismo que nunca pensó eso duraría, siempre creyó que era algún capricho de la rubia para vengarse por algo de Malfoy. Pero después de tantos meses, bueno, ya no sabía que pensar. Después de todo, simplemente había decidido alegrarse por Rabastan que siempre había querido algo con ella, y al mismo tiempo por Lucius, por liberarse de aquella malcriada. Todos esos recuerdos y pensamientos de unos meses atrás volvieron a su mente en un flash pero el comentario de su amigo esfumó de inmediato esa nube de recuerdos. -¿Qué dices?- preguntó abriendo los ojos como si lo hubiesen descubierto haciendo algo que no debía. -¿Qué demonios le echaste esta vez a la botella Lestrange?- demandó Parkinson tratando de evadir el tema. -Estás alucinando.-



ooc



itsfabianprewett:

 

—Al escuchar como alguien cerca de él hablaba dejo de cantar buscando con la mirada de donde venía la voz y al ver al chico no muy lejos de el sonrió un poco avergonzado— Si algo la verdad pero olvide que estaba en la biblioteca y que seguro esto no les gusta a muchos —dijo mientras regresaba la mirada a los libros frente a el—

image

-Preocúpate por la harpía de Pince,- replicó con una sonrisa ladeada, mirando al Gryffindor de reojo. -No me digas que también estás atorada en el ensayo.-

image



she-is-alice-watson:

 

—Al escucharlo se sonrojo un poco pero aun así se soltó riendo mientras asentía un poco— Oh por merlín tienes razón, parece nombre de prostituta así que por favor hagamos como que yo no dije eso y claro que no frecuento ese lugar soy toda una dama —asiente más sin dejar de reír— Mejor me quedo con Alice que es mas decente.

image

-Oh no lo creo, que de ahora en adelante te llamaré Zookie. Tiene más chispa,- comentó riéndose.

image



Entrada del Gran Comedor… 

ismeda-black:

 

Abrió los ojos como platos al ver la escena. El impacto sonó fuerte y por el poco ruido que parecía haber en el Gran Comedor, oírlo la hizo alzar la mirada en el momento exacto. Soltó el panecillo que tenía en la mano y se levantó de inmediato para ir tras su amigo, que tenía cara de querer que lo tragara la tierra. Caminó rápido, ya que el chico era mucho más rápido que ella dando zancadas y le costaba alcanzarlo— ¿Y eso que fue? —preguntó al alcanzarlo al fin, aun sorprendida y un tanto preocupada por la escena que ella, y medio colegio, habían presenciado.

image

Se alejó del lugar lo más rápido que pudo, desorientado, molesto, qué va, furioso, pero no con Amelia sino consigo mismo. Quería gritar, honestamente si alguien se le atravesaba iba a golpearlo, sin importar quien fuera, después se sentiría aún más como un idiota pero no importaba. Escuchó la voz de Meda llamarle y la parte racional y sana del chico dio las gracias internamente. Aún así se giró hacia ella con brusquedad, deteniéndose de la nada y comenzó a vociferar. -¿Que qué fue? ¿Pero acaso no tienes ojos?- espetó antes de darle la espalda pero sin alejarse. -Soy un imbécil Meda,- replicó apretando el puente de su nariz para calmarse pero era imposible. Sintió la mano de su amiga sobre su hombro, Zachary reprimió un gruñido y se dejó ir sobre el muro, lanzando un puñetazo que apenas e hizo un sonoro ruido seco, que por el contrario de la mano del Slytherin salió bastante mal. Un aullido de dolor salió de su boca pero no le importó, tiró otro golpe a la pared antes de que la chica le gritara y prácticamente se le echara encima para detenerlo de hacerse daño a si mismo.

image



Entrada del Gran Comedor… 

hateme-narcissa:

 

Acababa de entrar en el Gran Comedor con intención de leer uno de sus amados libros, cuando escuchó un golpe fuerte. Inmediatamente su mirada viajó hasta la zona de donde provenía, viendo a Amelia darle una bofetada a Zack y huyendo rápidamente. No entendía nada, pero sí comprendía que el chico se encontraba muy avergonzado y sólo quería salir de allí para que nadie más le mirase. No pudo evitar sentirse mal por él y dejó de lado su lectura para acercarse al joven, caminando rápidamente hasta él. Cuando logró aferrarle del brazo, tiró con fuerza para sacarle por la puerta e irse con ella agarrándole para que no escapara, sonriendo ampliamente.— Oh vaya Zack, cuánto tiempo sin vernos, qué guapo estás. —Fue lo único que dijo con total naturalidad, por lo que la gente dejó de prestar atención al ver las miradas de Narcissa. Necesitaba salvarle de aquello.

image

Sintió a alguien tirar de su manga, o de su brazo, no estaba seguro, de lo que si estaba seguro es que ese alguien no iba a soltarlo, pues había enganchado un brazo con el suyo. Encontró a la dueña de aquella extremidad, Narcissa, y escuchó lo qué dijo, provocando que su entrecejo se hundiera, aún más confuso de lo que ya estaba. -¿Qué demonios?- comenzó a decir sacudiendo la cabeza. -Ni se te ocurra volver a repetir eso, lo único que me hace falta es un rumor que me involucre como responsable entre lo que pasó contigo y Rabastan.- le espetó molesto. Las palabras salieron de su boca sin pensarlo, mientras la rubia prácticamente lo arrastraba lejos del comedor, pero al pronunciar eso se detuvieron en seco. -Oh, no te hagas la inocente, ¿a qué estás jugando?- El corage del Slytherin siempre solía arremeter contra las personas equivocadas, y al parecer ésta vez sería la menor de las hermanas Black.

image